La provincia y los estatales abrieron la paritaria con "muy buen diálogo"

Sin cifras ni porcentajes de aumento salarial sobre las mesas de negociaciones, pero con la continuidad de la aplicación de la cláusula gatillo para actualizar salarios por inflación como condición "indispensable" para el sector gremial, la Casa Gris y los principales sindicatos estatales y docentes de la provincia inauguraron ayer las paritarias en cuyo marco se acuerdan las políticas salariales y las condiciones de trabajo en el estado santafesino.


La primera ronda paritaria de 2019 se inició en horas de la mañana con un cónclave en la sede de la cartera de Gobierno y Reforma del Estado, donde su titular, Pablo Farías, y el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, recibieron a las cúpulas de UPCN y ATE, encabezadas por sus titulares, Jorge Molina y Jorge Hoffmann, respectivamente.

PUBLICIDAD

Molina recalcó que "la demanda es muy clara y concreta: obtener un porcentaje de arranque y el mantenimiento de la cláusula gatillo a partir del índice de inflación de enero de 2019 como condición indispensable para mantener el poder adquisitivo de los salarios".

Para el titular de ATE, en tanto, "va a ser muy complicada la paritaria por la situación económica y se debe discutir cuál es el porcentaje inicial. En 2015, el costo de las tarifas era el 6 por ciento del salario, mientras que hoy representa el 21 por ciento y esto se siente en la calidad de vida. Es un problema del modelo económico del gobierno nacional, que le quita el poder adquisitivo a los trabajadores para dárselo a un puñado de empresas, situación que escapa a la discusión del ámbito paritario", consignó Hoffmann.

Por su parte, Farías definió al encuentro como "extenso" y con un "diálogo cordial". El ministro político agregó que las negociaciones salariales este año están signadas "por la quita de transferencias del gobierno nacional a la provincia" y "la retracción de la actividad económica sostenida". Y sobre el reclamo de los gremios de la aplicación de la cláusula gatillo, dijo que "hasta ahora la venimos aplicando, pero vamos a analizar las cifras porque nos preocupa el impacto que van a tener en la masa salarial. Queremos ser muy cuidadosos", destacó.

Docentes

Finalizada la paritaria central, el titular de Hacienda se trasladó desde la Casa Gris al remozado edificio del Ministerio de Trabajo en el microcentro de la capital santafesina. Allí, junto a sus pares de Educación, Claudia Balagué, y de Trabajo, Julio Genesini, se reunió con los secretarios generales de Amsafé, Sonia Alesso, y del Sadop, Pedro Bayúgar. Tanto la paritaria docente como la de los trabajadores estatales pasaron a un cuarto intermedio hasta la semana próxima.

"Fue la primera reunión paritaria en la que no hubo mayores precisiones, sino que se trazaron balances.

Los gremios hemos planteado la necesidad de una buena recomposición salarial para los docentes en un contexto de alta inflación y de un importante aumento de las tarifas", precisó Alesso al concluir la reunión con los funcionarios provinciales.

"Nosotros todavía no hablamos de números, la idea es trabajar en conjunto para aproximarnos lo máximo posible a la inflación. Lo que sucede es que el gobierno fijó en el presupuesto anual un 23 por ciento (de estimación inflacionaria) que todas las consultoras públicas, privadas y sindicales marcan muy por encima del 30 por ciento, tal como sucedió el año pasado", abundó Alesso.

En ese marco, su par de Sadop acotó que los gremios docentes ponderan la eventual inclusión en las negociaciones de una cláusula gatillo, "pero también sería importante que este mecanismo de actualización automática por inflación de los salarios responda a realidades propias de la docencia, como las horas cátedra", puntualizó Bayúgar.

Sin cifras ni porcentajes de aumento salarial sobre las mesas de negociaciones, pero con la continuidad de la aplicación de la cláusula gatillo para actualizar salarios por inflación como condición "indispensable" para el sector gremial, la Casa Gris y los principales sindicatos estatales y docentes de la provincia inauguraron ayer las paritarias en cuyo marco se acuerdan las políticas salariales y las condiciones de trabajo en el estado santafesino.


La primera ronda paritaria de 2019 se inició en horas de la mañana con un cónclave en la sede de la cartera de Gobierno y Reforma del Estado, donde su titular, Pablo Farías, y el ministro de Economía, Gonzalo Saglione, recibieron a las cúpulas de UPCN y ATE, encabezadas por sus titulares, Jorge Molina y Jorge Hoffmann, respectivamente.

PUBLICIDAD

Molina recalcó que "la demanda es muy clara y concreta: obtener un porcentaje de arranque y el mantenimiento de la cláusula gatillo a partir del índice de inflación de enero de 2019 como condición indispensable para mantener el poder adquisitivo de los salarios".

Para el titular de ATE, en tanto, "va a ser muy complicada la paritaria por la situación económica y se debe discutir cuál es el porcentaje inicial. En 2015, el costo de las tarifas era el 6 por ciento del salario, mientras que hoy representa el 21 por ciento y esto se siente en la calidad de vida. Es un problema del modelo económico del gobierno nacional, que le quita el poder adquisitivo a los trabajadores para dárselo a un puñado de empresas, situación que escapa a la discusión del ámbito paritario", consignó Hoffmann.

Por su parte, Farías definió al encuentro como "extenso" y con un "diálogo cordial". El ministro político agregó que las negociaciones salariales este año están signadas "por la quita de transferencias del gobierno nacional a la provincia" y "la retracción de la actividad económica sostenida". Y sobre el reclamo de los gremios de la aplicación de la cláusula gatillo, dijo que "hasta ahora la venimos aplicando, pero vamos a analizar las cifras porque nos preocupa el impacto que van a tener en la masa salarial. Queremos ser muy cuidadosos", destacó.

Docentes

Finalizada la paritaria central, el titular de Hacienda se trasladó desde la Casa Gris al remozado edificio del Ministerio de Trabajo en el microcentro de la capital santafesina. Allí, junto a sus pares de Educación, Claudia Balagué, y de Trabajo, Julio Genesini, se reunió con los secretarios generales de Amsafé, Sonia Alesso, y del Sadop, Pedro Bayúgar. Tanto la paritaria docente como la de los trabajadores estatales pasaron a un cuarto intermedio hasta la semana próxima.

"Fue la primera reunión paritaria en la que no hubo mayores precisiones, sino que se trazaron balances.

Los gremios hemos planteado la necesidad de una buena recomposición salarial para los docentes en un contexto de alta inflación y de un importante aumento de las tarifas", precisó Alesso al concluir la reunión con los funcionarios provinciales.

"Nosotros todavía no hablamos de números, la idea es trabajar en conjunto para aproximarnos lo máximo posible a la inflación. Lo que sucede es que el gobierno fijó en el presupuesto anual un 23 por ciento (de estimación inflacionaria) que todas las consultoras públicas, privadas y sindicales marcan muy por encima del 30 por ciento, tal como sucedió el año pasado", abundó Alesso.

En ese marco, su par de Sadop acotó que los gremios docentes ponderan la eventual inclusión en las negociaciones de una cláusula gatillo, "pero también sería importante que este mecanismo de actualización automática por inflación de los salarios responda a realidades propias de la docencia, como las horas cátedra", puntualizó Bayúgar.

También le puede interesar:

imagen

Propuesta salarial - cláusula gatillo condicionada y sin porcentajes

El Litoral | politica@ellitoral.com   El gobierno provincial propuso a los gremios estatales de ATE y UPCN continuar con la aplicación de la cláusula de actualizaci&oacut
imagen

PARITARIAS - ATE y UPCN también seguirán negociando

Con un clima que los gremialistas y el gobierno coincidieron en mostrar distendido, la segunda reunión de la paritaria del sector público provincial pasó ayer a otro cuarto int
imagen

Sin acuerdo, gremios y provincia discutirán salarios con el calendario en la mano

En la segunda reunión de la paritaria Central y la de los docentes los gremios rechazaron una oferta de cláusula gatillo con tope y sin aumento inicial. Quedan seis días h&aacu
Top