El salario de los trabajadores públicos

El gobierno de Santa Fe convocó para el martes a los gremios estatales

El gobierno provincial convocó a docentes y estatales a discutir salarios, el próximo martes. Así se dará inicio a la discusión paritaria 2019, donde la administración provincial no adelantó piso ni techo de incremento salarial, y apunta a la intención de ratificar la vigencia de la cláusula de actualización automática por el índice de inflación, conocida como cláusula gatillo. "El año pasado, desde el gobierno nacional decían que la inflación iba a ser del 20 por ciento; en la provincia hablaban del 25; pero nosotros les dijimos que sería mayor y estamos en casi el 50 por ciento", señaló la secretaria general de Amsafé y Ctera, Sonia Alesso, sobre el dato que se conoció semanas atrás. En tanto, desde ATE, Jorge Hoffmann, señaló que la cláusula gatillo puede ser un "buen punto de partida", pero habló de discutir un porcentaje de aumento.

"Queremos sostener el poder adquisitivo del salario", dijo el ministro de Gobierno, Pablo Farías, en declaraciones radiales, al confirmar ayer la cita para el 5 donde nuevamente se sentará en la mesa junto a los ministros Gonzalo Saglione y Claudia Balagué para conversar con los gremialistas.

Si bien el titular de la cartera de Gobierno de la administración de Miguel Lifschitz prefirió no adelantarse al debate y ponerle un piso o techo a la discusión de actualización salarial, señaló que "la cláusula gatillo fue un buen mecanismo y puede mantenerse"; pero prefirió ser respetuoso de la mesa paritaria, donde finalmente se tratará el tema.

"Queremos hacer una valoración positiva de la aplicación de la llamada cláusula gatillo o de actualización por la inflación", señaló el ministro; quien consideró que la misma dio como resultado "un sostenimiento del poder adquisitivo del salario en un escenario de retroceso de los sueldos frente a la inflación".

Para el titular de la cartera, el hecho de haber sostenido ese sistema de actualización de salarios durante el año pasado "es una ventaja importante. Tenemos que discutir cómo se puede sostener el poder adquisitivo del salario y de qué manera este año también", agregó.

Consultada, Alesso habló de las expectativas. "Todavía no tenemos un porcentaje definido (de pedido de aumento), porque no tenemos los datos concretos de lo que se estima la inflación del año. Nosotros estamos preparando varios informes con esos datos, porque los hay diferentes".

Al hablar de la cláusula gatillo, señaló que "es un mecanismo válido"; pero fue cautelosa: "Hay que recordar que nosotros insistimos en cómo se aplicaba la cláusula y se llegó a una propuesta que demostró que teníamos razón, y funcionó porque se pudo ir adecuando el salario mes a mes". Y agregó: "El año pasado, el gobierno nacional planteó que la inflación anual iba a ser del 20 por ciento; y en la provincia, se habló del 25; pero nosotros veníamos sosteniendo que lo planteado por ambos niveles estaba lejos de lo que iba a pasar y efectivamente tuvimos razón: terminó el año con casi un 50 por ciento de inflación". En ese contexto, dijo que también se deben evaluar los aumentos de tarifas que ya están anunciados y aseguró que será "una negociación difícil", justamente porque "no será fácil que se desacelere la inflación en los términos que el gobierno nacional está planteando".

En ese sentido, aseguró: "Lo que no queremos y que vamos a plantear en esta primera reunión es que no queremos perder el poder adquisitivo de los salarios y recuperar lo que los docentes pierden en los aumentos de tarifas, transporte y en la canasta alimentaria, porque hoy para no ser pobre, una familia necesita más de 25 mil pesos y la mayoría de los docentes no cobra esa cifra", aseguró.

En tanto, detalló que en 2018, la cláusula gatillo se activó en los meses de junio, septiembre, octubre, enero y tendrá una más en febrero. Al mismo tiempo, la sindicalista aseguró que "el sueldo mínimo sigue siendo bajo con respecto a la inflación. Me parece que lo que hay que discutir no es la tabla, porque sería no reconocer el costo de vida, que en la provincia es alto".

Hoffmann apuntó al gobierno nacional por la situación económica en la que está el país. "Estamos en un entorno muy adverso al mundo del trabajo en función de lo que son hoy las políticas nacionales de ajuste y transferencia de ingresos. Es decir, que tenemos un gobierno nacional que lejos está de velar por el bienestar de los trabajadores, sino que alienta a la rebaja salarial y en este marco tenemos que comenzar la discusión de la política salarial del año", contextualizó.

En ese sentido, adelantó: "Nosotros vamos a plantear como base de la negociación la continuidad de la aplicación de la cláusula en función de la inflación; pero no pretendemos reducir la política salarial a esto, sino que hay que ver cómo comenzamos el año con un porcentaje de aumento, que eso será materia de la negociación". Consultado sobre ese porcentaje, el gremialista dijo: "Vamos a intentar construir una propuesta en el marco de la unidad de los trabajadores públicos de la provincia, más allá de las particularidades de cada sector. Venimos de una experiencia muy interesante del año pasado, y esa unidad nos permitió lograr una política salarial digna". 

El gobierno provincial convocó a docentes y estatales a discutir salarios, el próximo martes. Así se dará inicio a la discusión paritaria 2019, donde la administración provincial no adelantó piso ni techo de incremento salarial, y apunta a la intención de ratificar la vigencia de la cláusula de actualización automática por el índice de inflación, conocida como cláusula gatillo. "El año pasado, desde el gobierno nacional decían que la inflación iba a ser del 20 por ciento; en la provincia hablaban del 25; pero nosotros les dijimos que sería mayor y estamos en casi el 50 por ciento", señaló la secretaria general de Amsafé y Ctera, Sonia Alesso, sobre el dato que se conoció semanas atrás. En tanto, desde ATE, Jorge Hoffmann, señaló que la cláusula gatillo puede ser un "buen punto de partida", pero habló de discutir un porcentaje de aumento.

"Queremos sostener el poder adquisitivo del salario", dijo el ministro de Gobierno, Pablo Farías, en declaraciones radiales, al confirmar ayer la cita para el 5 donde nuevamente se sentará en la mesa junto a los ministros Gonzalo Saglione y Claudia Balagué para conversar con los gremialistas.

Si bien el titular de la cartera de Gobierno de la administración de Miguel Lifschitz prefirió no adelantarse al debate y ponerle un piso o techo a la discusión de actualización salarial, señaló que "la cláusula gatillo fue un buen mecanismo y puede mantenerse"; pero prefirió ser respetuoso de la mesa paritaria, donde finalmente se tratará el tema.

"Queremos hacer una valoración positiva de la aplicación de la llamada cláusula gatillo o de actualización por la inflación", señaló el ministro; quien consideró que la misma dio como resultado "un sostenimiento del poder adquisitivo del salario en un escenario de retroceso de los sueldos frente a la inflación".

Para el titular de la cartera, el hecho de haber sostenido ese sistema de actualización de salarios durante el año pasado "es una ventaja importante. Tenemos que discutir cómo se puede sostener el poder adquisitivo del salario y de qué manera este año también", agregó.

Consultada, Alesso habló de las expectativas. "Todavía no tenemos un porcentaje definido (de pedido de aumento), porque no tenemos los datos concretos de lo que se estima la inflación del año. Nosotros estamos preparando varios informes con esos datos, porque los hay diferentes".

Al hablar de la cláusula gatillo, señaló que "es un mecanismo válido"; pero fue cautelosa: "Hay que recordar que nosotros insistimos en cómo se aplicaba la cláusula y se llegó a una propuesta que demostró que teníamos razón, y funcionó porque se pudo ir adecuando el salario mes a mes". Y agregó: "El año pasado, el gobierno nacional planteó que la inflación anual iba a ser del 20 por ciento; y en la provincia, se habló del 25; pero nosotros veníamos sosteniendo que lo planteado por ambos niveles estaba lejos de lo que iba a pasar y efectivamente tuvimos razón: terminó el año con casi un 50 por ciento de inflación". En ese contexto, dijo que también se deben evaluar los aumentos de tarifas que ya están anunciados y aseguró que será "una negociación difícil", justamente porque "no será fácil que se desacelere la inflación en los términos que el gobierno nacional está planteando".

En ese sentido, aseguró: "Lo que no queremos y que vamos a plantear en esta primera reunión es que no queremos perder el poder adquisitivo de los salarios y recuperar lo que los docentes pierden en los aumentos de tarifas, transporte y en la canasta alimentaria, porque hoy para no ser pobre, una familia necesita más de 25 mil pesos y la mayoría de los docentes no cobra esa cifra", aseguró.

En tanto, detalló que en 2018, la cláusula gatillo se activó en los meses de junio, septiembre, octubre, enero y tendrá una más en febrero. Al mismo tiempo, la sindicalista aseguró que "el sueldo mínimo sigue siendo bajo con respecto a la inflación. Me parece que lo que hay que discutir no es la tabla, porque sería no reconocer el costo de vida, que en la provincia es alto".

Hoffmann apuntó al gobierno nacional por la situación económica en la que está el país. "Estamos en un entorno muy adverso al mundo del trabajo en función de lo que son hoy las políticas nacionales de ajuste y transferencia de ingresos. Es decir, que tenemos un gobierno nacional que lejos está de velar por el bienestar de los trabajadores, sino que alienta a la rebaja salarial y en este marco tenemos que comenzar la discusión de la política salarial del año", contextualizó.

En ese sentido, adelantó: "Nosotros vamos a plantear como base de la negociación la continuidad de la aplicación de la cláusula en función de la inflación; pero no pretendemos reducir la política salarial a esto, sino que hay que ver cómo comenzamos el año con un porcentaje de aumento, que eso será materia de la negociación". Consultado sobre ese porcentaje, el gremialista dijo: "Vamos a intentar construir una propuesta en el marco de la unidad de los trabajadores públicos de la provincia, más allá de las particularidades de cada sector. Venimos de una experiencia muy interesante del año pasado, y esa unidad nos permitió lograr una política salarial digna". 

También le puede interesar:

imagen

Saglione: "Santa Fe hoy tiene más dinero por cobrar que deudas"

En medio del proceso de transición con los representantes del gobernador electo, el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, habló con La Capital sobre el estado
imagen

Este viernes se pagará el aguinaldo a empleados públicos de Santa Fe

El gobierno de la provincia de Santa Fe informa que este viernes 14 de junio se pagará a empleados públicos activos y pasivos de la provincia, la primera cuota del Sueldo Anual Comple
imagen

Falsas multas por no votar en las PASO

Desde el Tribunal Electoral de la Provincia de Santa Fe alertan de una grave situación que se está registrando en Firmat. Allí, y con el supuesto aval del Tribunal Electora
Top